“La revolución que vamos a experimentar en los próximos años tendrá un impacto mayor que incluso la revolución industrial. Se estima que en los EE.UU. el 47% de los puestos de trabajo actuales no existirá en los próximos 10 años”, afirma Vicente Goetten, director de TOTVS Labs.

A continuación presentamos una lista de ocho tecnologías que cambiarán todas o casi todos los aspectos de la vida elaborada por TOTVS Labs.

1. Inteligencia artificial

La inteligencia artificial es la primera gran apuesta, por lo que muchos esfuerzos en Silicon Valley  se han dirigido a desarrollar soluciones relacionadas con ella. El futuro, según TOTVS, va a estar formado por la combinación de software (aplicaciones), los datos y la inteligencia artificial, que cambiará todos los segmentos del mercado y simplificará la toma de decisiones.

Industrias como salud, servicios financieros, manufactura, comercio minorista y otros segmentos serán profundamente transformados por esta combinación.

2. Bitcoins y blockchain

Es similar a un libro de registro virtual, el blockchain es una base de datos de transacciones creadas para asegurar el uso de monedas virtuales, los bitcoins. La tecnología detrás del blockchain impide el uso de una moneda más de una vez, asegurando con ello la transparencia y la seguridad de las transacciones, independientemente del valor de la moneda utilizada.

La herramienta resuelve un viejo problema del mercado financiero: los activos se registran, se mantienen al día y se ponen a disposición de los reguladores con lo que se debe modificar toda la industria. Nasdaq (bolsa de valores de EE.UU.), por ejemplo, ya utiliza blockchain para almacenar información sobre los activos de algunas empresas que cotizan en la bolsa de valores, como Amazon y Apple.

3. Impresoras 3D

La impresora 3D ha sido fuertemente adoptada en los últimos años. Además de imprimir artículos de uso personal, la herramienta modifica los procesos de los diferentes sectores, tales como la medicina.

Entre los aspectos más destacados se encuentra la bioprinting de los miembros del cuerpo humano para prótesis o trasplantes. Otro segmento prometedor es la manufactura. Algunas compañías, lideradas por las industrias aeronáutica y maquinaria, ya están desarrollando partes mediante la adición de material capa por capa.

El proceso conocido como aditivo de fabricación permite, por ejemplo, la fabricación de piezas con geometría extremadamente complejas, siendo una opción para etapas complicadas de producción. Empresas como Nike y Adidas han anunciado la producción de zapatillas utilizando impresoras 3D.

4. Vehículo autónomo

Además de modificar la experiencia y cambiar la movilidad de los consumidores, los autos sin conductor tendrán un impacto en el rendimiento de los fabricantes de automóviles y la planificación del tráfico en las ciudades y carreteras, asegura TOTVS.

En la actualidad hay una carrera entre los fabricantes de automóviles para ver quién lanza el primer vehículo autónomo. El plazo propuesto por ellos es el año 2020, sin embargo, la producción masiva de vehículos solo podría tener lugar a partir de 2025, cuando la tecnología llegue a tener un precio accesible.